Tratamiento restaurador de mínima intervención, empleando la última tecnología en materiales y técnicas.

La odontología mínimamente invasiva es aquella donde se emplean los últimos avances en cuanto a materiales y técnicas de abordaje con el fin de preservar la máxima estructura dentaria posible.

Los materiales de última generación nos permiten utilizar grosores muy finos, sin perder la resistencia de los mismos; con los que conseguimos resultados altamente estéticos y conservadores.

Algún ejemplo de tratamiento de odontología mínimamente invasiva son las carillas de porcelana o composite.